Hay pocas lesiones tan comunes y fastidiosas como el esguince de tobillo. Un mal apoyo, poner el pie en un lugar inestable o un tropezón, y con mala suerte, nos encontraremos con un tobillo inflamado y al menos una semanas de inactividad. Curiosamente, y a pesar de su prevalencia, el esguince de tobillo es una lesión que demasiadas veces sigue tratándose mal. Con la ayuda de un especialista en tratar y operar las secuelas de esta lesión, te explicamos qué es un esguince, cómo se produce y por qué es importante que lo cures bien.

¿Qué es el esguince de tobillo?

Un esguince es la rotura de uno o varios de los ligamentos que estabilizan el tobillo. El tobillo se tuerce y la torsión genera un daño en los ligamentos que lo envuelven. Lo más común es que los ligamentos dañados sean los de la parte lateral. El Doctor Sergio Tejero, especialista en Medicina del Deporte y cirugía del tobillo y pie, traumatólogo y coordinador de la Unidad de tobillo y pie en Clínicas Beiman, explica que el tobillo suele doblarse “en inversión”, de modo que los ligamentos laterales pueden dañarse y persistir tanto la inflamación como el dolor de esa parte del tobillo.

El esguince puede ser de grado uno, dos o tres.

  1. En un esguince de grado uno se produce una distensión.
  2. El grado dos implica una rotura parcial de los ligamentos del complejo lateral.
  3. El grado tres conlleva una rotura total de esos ligamentos.

El Dr. Sergio Tejero, un especialista en la materia con experiencia en la medicina pública y privada, resume así la frecuencia de esta lesión: “Es, de largo, la lesión más frecuente en el deporte. Casi el 30% de las lesiones deportivas son un esguince”.

¿Por qué hay que curar bien un esguince?

Seguramente habrás escuchado la frase que cualquier amigo, familiar o cuñado tiene que decir ante un esguince: “Cuidado, porque un esguince mal curado es para toda la vida”. Pues bien: es verdad. O al menos puede serlo. “Los especialistas en cirugía de tobillo y pie operamos hasta un 30% de los esguinces de tobillo no en fase aguda sino en fase de secuelas. Hasta un 30% de los esguinces pueden dejar secuelas, y eso es lo que la gente desconoce”, comenta Sergio Tejero. Los motivos son varios:

– Si la torsión es lo suficientemente intensa puede dañar, además de los ligamentos laterales, los ligamentos mediales (ligamento deltoideo). Además, la torsión puede implicar a la articulación que queda por debajo, la articulación subastraglina. Según el especialista, “eso va a tener muchas implicaciones, porque puede generar una inestabilidad combinada del tobillo”.

– Además, un esguince puede dañar también el cartílago, de modo que, aunque se recuperen los ligamentos, se mantenga el daño.

– Si los ligamentos se rompen y el tobillo tiene mucha laxitud, puede generarse una “inestabilidad crónica, con esguinces repetitivos y recurrentes”. El Dr. Tejero advierte de que los esguinces recurrentes pueden llevar a una artrosis precoz, ya que el daño sobre el cartílago articular va a desencadenar la degeneración de la articulación.

– Otra causa de secuelas es hacer una mala recuperación de un esguince. Es de capital importancia recobrar la fuerza y la rapidez de contracción de los músculos peroneos así como la propiocepción tras un esguince de tobillo.

¿Cómo se trata un esguince?

El doctor Sergio Tejero no es partidario de los tratamientos con inmovilización prolongada: “Aún veo férulas e inmovilizaciones con yeso, cuando está contrastado que el tratamiento funcional es más efectivo que la inmovilización para volver al deporte, para evitar inflamación persistente y para mantener el rango de movilidad después de un esguince de tobillo”.

El tratamiento funcional implica “reposo, elevación, compresión y frío local en una primera fase para posteriormente hacer carga precoz con vendaje funcional o uso de una tobillera que limite sólo el movimiento del ligamento lesionado. A todo ello debe acompañarle una fisioterapia precoz para potenciar los músculos peroneos  la propiocepción”.

El vendaje funcional restringe el movimiento que provocó el esguince pero permite que se realicen con relativa normalidad el resto de movimientos. “Que no se haga bien el tratamiento significa que las posibilidades de que se quede algún problema es mayor”.

La razón de que sea preferible mantener la movilidad es, en primer lugar, la atrofia de los músculos y articulaciones, y, en segundo lugar, la inhibición de un mecanismo llamado propiocepción, que es la herramienta que tiene nuestro cuerpo para ubicarse en el espacio que nos rodea y para restablecer el equilibrio de la articulación ante una torsión. “Gracias a este mecanismo, los músculos eversores se contraen rápidamente para poner el tobillo en eje. Eso con la inmovilización se pierde a gran velocidad. Por eso una de las armas de la fisioterapia es recuperar la propiocepción lo antes posible”.

El esguince de tobillo y los deportistas

El Dr. Sergio Tejero calcula que el 80% de los esguinces que trata tienen un origen deportivo. Obviamente, no todos los deportes tienen el mismo riesgo. Los de arranque, frenada y giro tienen una mayor predisposición que un ciclista, por ejemplo. Además, el experto explica que hay personas “hiperlaxas”, que tienen mucha “elasticidad en los ligamentos” y, por tanto, mayor predisposición al esguince, incluso sin hacer deporte.

La conclusión es clara: el esguince es una lesión frecuente cuyas consecuencias tienden a minusvalorarse porque, si es leve, requiere poca intervención. Pero no te engañes. El esguince requiere de un tratamiento adecuado para recuperar la mayor movilidad cuanto antes y sin riesgos. Aquí el tópico es cierto: un esguince mal curado puede dejarte secuelas para siempre.

Sergio Tejero, especialista en tobillo: “Hasta el 30% de los esguinces puede dejar secuelas”
4.6 (92.73%) 11 votes

Néstor Cenizo

Periodista. Trabajó en las secciones de Política y Deportes de El País, y, desde hace tres años, forma parte del equipo de eldiario.es.

Ver todos los artículos

3 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter s+d: información útil y de calidad en tu mail