La biografía de Andrés Iniesta (Andrés Iniesta, la jugada de mi vida -Malpaso,2016-), escrita por el futbolista y por los periodistas Marcos López y Ramón Besa, deja testimonio de uno de los capítulos más duros de la trayectoria de la leyenda del F. C. Barcelona: una depresión, justo en un momento glorioso de su carrera, que se vio agravada con la muerte de su amigo el también futbolista Daniel Jarque.

Recordamos aquél episodio justo en el momento de su adiós al equipo de su vida y al fútbol español, unas horas después de su presentación con el Vissel Kobe de Japón. En el libro, Iniesta narra así los hechos:

“De repente, uno empieza a encontrarse mal. No sabe por qué motivo, pero un día está mal. Y al siguiente, también. Y así, día tras día. No mejoras. Y el problema es que no sabes lo que realmente te está pasando. Me hacen un montón de pruebas. Todas salen perfectas. Pero mi cuerpo y mi mente se desencuentran, se alejan. Nada produce mayor congoja que no saber qué es lo que te está pasando. La bola se va haciendo más grande. Te encuentras mal y la gente que te rodea no lo entiende. Y el Andrés que todo el mundo conoce se va quedando vacío por dentro. Eso es duro, muy duro”.

Hablamos del año 2009. Pep Guardiola entrenaba al Barcelona. El equipo se alzaba con el triplete y su dimensión se proyectaba mucha más allá de ese momento futbolístico, hacia la historia de este deporte.

El 8 de agosto de ese año, la muerte de Dani Jarque, íntimo amigo del centrocampista, hace que todo salte por los aires. Entonces, se puso en manos de profesionales.

Andrés Iniesta: “Vi el abismo”

“A partir de ahí empezó mi caída libre hacia un lugar desconocido. Vi el abismo. Y fue entonces cuando le dije al doctor: ‘No puedo más’. No sé cómo explicarlo pero he comprobado que, cuando la mente y el cuerpo están en una situación tan vulnerable, eres capaz de hacer cualquier cosa. No sé si suena demasiado fuerte, pero ‘entiendo’, entre comillas, a las personas que en un momento dado hacen una locura”, recuerda el jugador.

Con ayuda profesional, la de su entrenador, su equipo y su familia, Iniesta superó aquél episodio. Un año después hizo historia al marcar el gol que dio a la Selección Española su primer mundial. “Tiene valor salir de los momentos difíciles pero forma parte de la vida, superar adversidades que te encuentras en momentos determinados. No conozco a nadie que no haya vivido un mal momento personal. Lo importante es rodearte de la gente imprescindible para ti. De todo se aprende y esto me ha ayudado a ser mejor persona”, señaló en la presentación de este libro.

Este episodio de la vida de Andrés Iniesta no contó con cierta repercusión mediática hasta la publicación de la biografía, pero el paso adelante de un futbolista de su dimensión es muy relevante para terminar con prejuicios, acabar con el tabú de la depresión y visibilizar la labor de la psicología y la psicología deportiva.

Diez formas en las que la psicología deportiva es clave en el rendimiento

La depresión de Iniesta: cómo la estrella del fútbol superó un año de sombras
5 (100%) 1 vote

salud+deporte

Ver todos los artículos

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter s+d: información útil y de calidad en tu mail