En un terreno de juego es habitual que se produzcan hemorragias nasales (epistaxis), generalmente a causa de algún tipo de traumatismo o de forma esporádica. No es una situación de gravedad, pero conviene tener claro cómo actuar cuando a un deportista le sangra la nariz, puesto que las creencias populares nos llevan a actuar de forma contraproducente para conseguir el objetivo que perseguimos: cortar el sangrado.

 

1. Sienta al deportista

La primera medida que debemos tomar es sentar a la persona que está sufriendo la hemorragia nasal, o sentarnos en caso de que nos ocurra a nosotros, con el objetivo de evitar mareos. Es importante mantener calma. La presencia de sangrado en la nariz es muy escandalosa y puede generar ansiedad a la persona que sufre la hemorragia.

2. Inclina al deportista ligeramente hacia adelante

A continuación, debemos inclinar al deportista ligeramente hacia adelante para evitar que trague sangre, siempre por encima del nivel del corazón. Mientras dura la hemorragia nasal, debe respirar a través de la boca.

3. Ejerce presión al final de los huesos de la nariz

En ese momento, ejerceremos presión al final de los huesos de la nariz, en la zona próxima a la punta, cerrando las fosas nasales con los dedos pulgar e índice. Es la medida más eficaz para detener la hemorragia nasal, que suele producirse pasados varios minutos.

4. Aplica frío

Aplicar una compresa fría sobre la cabeza y la nuca del deportista nos ayudará a reducir su temperatura corporal y favorecer su relajación y el corte de la hemorragia.

5. Si el dolor es muy intenso o el sangrado persiste, acude a Urgencias

Si el dolor es muy intenso y el sangrado persiste, podemos estar ante un caso de fractura, por lo que habrá que acudir a Urgencias.

6. ¿Qué no debes hacer?

No permitas que el deportista se suene la nariz ni justo después del inicio de la hemorragia, ni en las horas sucesivas al incidente.

No debes pegar nada sobre la nariz, ni taponar el interior de la misma con una gasa o con un algodón, medida que puede empeorar la lesión.

Pese a las creencias populares, en los primeros instantes tras el inicio de la hemorragia nasal no se debe inclinar la cabeza hacia atrás para cortar el sangrado, puesto que lo que se consigue es tragarse la sangre.

 

 

Qué hacer cuando a un deportista le sangra la nariz
4.7 (93.33%) 3 votes

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Newsletter s+d: información útil y de calidad en tu mail