¿Es diferente el cerebro de las personas activas diferentes del de las personas sedentarias? Numerosas investigaciones han demostrado que sí. La última está liderada por investigadores de la Universidad de Granada y confirma que la condición física de los niños puede influir en su estructura cerebral y, por extensión, en su rendimiento académico.

Según ha informado la Universidad de Granada (UGR), la investigación ha sido publicada en la prestigiosa revista Neuroimage y forma parte del proyecto ActiveBrains, un ensayo clínico en más de 100 niños con sobrepeso u obesidad que tiene como objetivo estudiar cómo un programa de ejercicio físico influye en el desarrollo cerebral a edades tempranas.

El nivel de condición física de los niños está directamente relacionado con importantes diferencias estructurales en el cerebro

Los investigadores han confirmado que el nivel de condición física de los niños, principalmente basada en los parámetros de capacidad aeróbica y habilidad motora, está asociado con un mayor volumen de materia gris en numerosas áreas corticales y subcorticales del cerebro. La materia gris es una de las áreas del sistema nervioso central y se asocia con la función del procesamiento de información y el razonamiento.

Según la investigación, liderada por Francisco B. Ortega, la capacidad aeróbica se asoció con mayor volumen de materia gris “en regiones frontales (corteza premotora y corteza motora suplementaria), subcorticales (hipocampo y caudado), regiones temporales (giro temporal inferior y giro parahipocampal) y la corteza calcarina”; regiones cerebrales importantes para el aprendizaje, la función ejecutiva y procesos motores y visuales.

“Este proyecto pretende responder a preguntas como si el cerebro de niños con mejor estado de forma física es diferente al cerebro de niños con peor forma física, o si esto influye, a su vez, en el rendimiento académico de los niños”, explica Ortega. “La respuesta es clara: sí, el nivel de condición física de los niños está directamente relacionado con importantes diferencias estructurales en el cerebro, y tales diferencias se ven reflejadas en el rendimiento académico de los niños”.

En la investigación, la habilidad motora se asoció con mayor volumen de materia gris en dos regiones claves para el procesamiento del lenguaje y la lectura, el giro frontal inferior y el giro temporal superior. En contraposición, la fuerza muscular no mostró ninguna asociación independiente con el volumen de materia gris en ninguna región del cerebro.

Un enfoque efectivo para estimular el desarrollo cerebral

Irene Esteban-Cornejo, investigadora postdoctoral de la Universidad de Granada y primera autora de este artículo, ha explicado en declaraciones a la UGR que el volumen de materia gris en las regiones corticales y subcorticales influenciadas por la condición física determina a su vez un mejor rendimiento académico de los niños. “La condición física es un factor que se puede modificar a través del ejercicio, y combinar ejercicio físico que mejore la capacidad aeróbica y la habilidad motora es un enfoque efectivo para estimular el desarrollo cerebral y el desempeño académico en niños que sufren sobrepeso u obesidad”.

Los responsables de esta investigación hacen un llamamiento tanto a políticos, quienes determinan las leyes educativas, cada vez más centradas en materias instrumentales, como a maestros, quienes hacen realidad el día a día de las clases de Educación Física, para que tengan en consideración la relevancia de la actividad física en el colegio. “Es el único espacio que concentra a todos los niños de manera obligatoria durante un periodo mínimo de 10 años, y por lo tanto es el contexto ideal para que se lleven a cabo estas recomendaciones”, apuntan los autores.

Niños deportistas, niños con más materia gris
5 (100%) 1 vote

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

salud más deporte

Newsletter s+d: información útil y de calidad en tu mail